Barcelona, 3 mar (EFE).- Los seis jóvenes militantes de Arran acusados de los delitos de desórdenes públicos y daños por intentar ocupar la sede del PPC en marzo de 2017 serán juzgados el 28 de abril, un caso por el que la Fiscalía pide que se les impongan multas, mientras que el PP ha retirado su acusación particular.

Así lo han explicado este martes la portavoz de Arran, Adriana Roca, y el portavoz de Alerta Solidària, Xavier Pellicer, en una rueda de prensa frente a la Delegación del Gobierno en Cataluña.

En febrero de 2018, la Fiscalía acusó de un delito de desórdenes públicos a seis militantes de Arran, organización juvenil vinculada a la CUP, que el 27 de marzo de 2017 intentaron ocupar la sede del PP en Barcelona en un acto en favor del referéndum de independencia.

 

Por ello, el ministerio público pidió penas de 5.400 euros de multa para cada uno de los seis jóvenes y que se les condenase, además, a indemnizar con 1.319 euros al PP por los gastos de limpieza de los grafitis que los activistas hicieron en las paredes y los cristales de la sede del partido.

Por su parte, la acusación particular ejercida por el PP pidió seis años de cárcel para los activistas que intentaron ocupar su sede, si bien los populares han decidido retirarse para “dejar que sea la Fiscalía la que actúe”, según han argumentado a Efe fuentes del partido.

Roca ha considerado “muy elevadas” las multas que pide el ministerio público -que ascienden a un total de 36.000 euros, según ha detallado- y ha afirmado que actualmente Arran cuenta con “una treintena de casos con penas parecidas”, lo cuál supone “un ahogo económico” para la organización.

“Somos conscientes de que la represión busca desmovilizar y, por lo tanto, nosotros solo responderemos con más movilización”, ha subrayado.

Por otro lado, el portavoz de Alerta Solidària ha explicado que las abogadas Norma Pedemonte y Júlia Humet se encargarán de la defensa de los acusados, para quienes se pedirá “la libre absolución”. EFE

Clica aqui per veure la font de la notícia